IVA Formación

Como ya comentamos en el artículo Repercusión IVA reducido en la Construcción, el  impuesto sobre el valor añadido (IVA) es un tributo que grava el consumo todo consumo de bienes y servicios producidos o comercializados en el desarrollo de actividades empresariales o profesionales.

El objeto de este impuesto es que sea soportado por el consumidor final, y ello se consigue con la característica multifásica que cuenta dicho impuesto, que consiste en gravar cada fase de producción o distribución de bienes o servicios.

Mientras que el bien o servicio lo soporte una empresa o un profesional con derecho a deducción total del impuesto en cuanto a sujeto pasivo y a bien o servicio, no será el IVA un gasto para el mismo.

Existen actividades que cuentan con exención a este impuesto, por tanto, no han de repercutir IVA sobre el bien o servicio que presten. Se pueden localizar fundamentalmente en el artículo 20 y siguientes de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

No solo hay que atender a la legislación, sino que también se hace necesario estudiar el proceder de la Administración.

Atendiendo al artículo 20.Uno.9º y 10º de la Ley 37/1992, la Ley dice:

“Uno. Estarán exentas de este impuesto las siguientes operaciones:

(…)

9.º La educación de la infancia y de la juventud, la guarda y custodia de niños, incluida la atención a niños en los centros docentes en tiempo interlectivo durante el comedor escolar o en aulas en servicio de guardería fuera del horario escolar, la enseñanza escolar, universitaria y de postgraduados, la enseñanza de idiomas y la formación y reciclaje profesional, realizadas por Entidades de derecho público o entidades privadas autorizadas para el ejercicio de dichas actividades.

La exención se extenderá a las prestaciones de servicios y entregas de bienes directamente relacionadas con los servicios enumerados en el párrafo anterior, efectuadas, con medios propios o ajenos, por las mismas empresas docentes o educativas que presten los mencionados servicios.

La exención no comprenderá las siguientes operaciones:

  1. a) Los servicios relativos a la práctica del deporte, prestados por empresas distintas de los centros docentes.

En ningún caso, se entenderán comprendidos en esta letra los servicios prestados por las Asociaciones de Padres de Alumnos vinculadas a los centros docentes.

  1. b) Las de alojamiento y alimentación prestadas por Colegios Mayores o Menores y residencias de estudiantes.
  2. c) Las efectuadas por escuelas de conductores de vehículos relativas a los permisos de conducción de vehículos terrestres de las clases A y B y a los títulos, licencias o permisos necesarios para la conducción de buques o aeronaves deportivos o de recreo.
  3. d) Las entregas de bienes efectuadas a título oneroso.

10.º Las clases a título particular prestadas por personas físicas sobre materias incluidas en los planes de estudios de cualquiera de los niveles y grados del sistema educativo.

No tendrán la consideración de clases prestadas a título particular, aquéllas para cuya realización sea necesario darse de alta en las tarifas de actividades empresariales o artísticas del Impuesto sobre Actividades Económicas.”

Atendiendo al artículo 7 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, Real Decreto 1624/1992 de 29 de diciembre, delimita la definición de entidad privada, indicando que son aquellos centros educativos cuya actividad esté reconocida o autorizada por el Estado, las Comunidades Autónomas u otros Entes públicos con competencia genérica en materia educativa o, en su caso, con competencia específica respecto de las enseñanzas impartidas por el centro educativo de que se trate.

Por tanto, para que la exención sea efectiva, se han de cumplir dos requisitos:

  1. Que las actividades sean realizadas por entidades de Derecho público o entidades privadas autorizadas para el ejercicio de dichas actividades.

Indicar que dicho centro se considerará autorizado o reconocido, a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, cuando sus actividades sean única o principalmente enseñanzas incluidas en algún plan de estudios que haya sido objeto del mencionado reconocimiento o autorización, bien sea por la legislación de la propia Comunidad o por la del Estado que resulte aplicable.

 

  1. La enseñanza es aquella actividad que supone la transmisión de conocimientos y de competencias entre un profesor y los estudiantes, acompañada, además, de un conjunto de otros elementos que incluyen los correspondientes a las relaciones que se establecen entre profesores y estudiantes y los que componen el marco organizativo del centro en el que se imparte la formación, siempre y cuando dichas actividades no revistan un carácter meramente recreativo.

 

Por tanto, la exención no será aplicable, a los servicios de enseñanza que versen sobre

materias no incluidas en alguno de los planes de estudios de cualquiera de los niveles o grados del sistema educativo español. Siendo competencia del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la determinación de si las materias que son objeto de enseñanza se encuentran o no incluidas en algún plan de estudios.

El Asesoría fiscal en Sevilla

Los pequeños detalles de un estudio concienzudo y de gran alcance son los que marcan la diferencia entre encontrarse en un riesgo y posible sanción a contar con la tranquilidad de estar con toda la situación fiscal de su negocio en orden.

En Nepos Asesores estudiamos la situación al milímetro de cada cliente, con objeto de que siempre cuente con toda la información y por ende tranquilidad en materia fiscal.

CONTACTE CON NOSOTROS, ENCONTRAREMOS SOLUCIÓN A SUS PROBLEMAS

954 334 688