Inspección Física

¿Qué es una inspección por parte de Hacienda?

Una inspección por parte de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, AEAT, es aquella comprobación que realiza un funcionario del cuerpo de Hacienda (AEAT) de que los hechos declarados a la AEAT corresponden con la realidad.
Esta comprobación puede ser de modo telemática, solicitando documentación a través de un Requerimiento, o puede ser física, es decir, que el actuario se presente físicamente en las instalaciones del empresario.

Si es telemática, a partir del a recepción de la notificación, contará el contribuyente de diez días hábiles para personarse en la Administración con la documentación requerida por el actuario.

El Plan de control tributario de la Agencia Tributaria para 2018, establece que “La personación en las sedes donde se realiza, de modo efectivo, la actividad económica permite regularizar con mayor seguridad los diferentes aspectos de carácter material en los que se detecta una inadecuada declaración de ingresos y permite completar, mediante el contraste de datos relacionados con obligaciones de carácter formal, el análisis que sirva para verificar, en su caso, la presencia de cualquier otro incumplimiento susceptible de regularización”.

Se está viendo un incremento en la personación de la inspección en las instalaciones del empresario para realizar la inspección in situ.
Recordamos que el domicilio está especialmente protegido, ya que así lo establece la Constitución Española, y éste es inviolable, como recoge el artículo 18.2 que dice que:
“2. El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.”

El domicilio constitucionalmente protegido no se identifica necesariamente con el domicilio social ni con el fiscal. Se extiende a los espacios físicos que son indispensables para que puedan desarrollar su actividad sin intromisiones ajenas, por constituir el centro de dirección de la sociedad o de un establecimiento dependiente de la misma o servir a la custodia de los documentos u otros soportes de la vida diaria de la sociedad o de su establecimiento que quedan reservados al conocimiento de terceros. Así, lo han determinado las sentencias del Tribunal Supremo de 23 y 24 de abril de 2010.

¿Se puede negar la entrada a la inspección?

Sí se puede, en ese caso deberá atender a la inspección y aportar la documentación que le sea solicitada, pero sólo de aquellas zonas abiertas al público, como pueda ser la zona de atención a los clientes, almacenes, pero no en aquellas zonas delimitadas y separadas del resto en la que se lleve la contabilidad de la empresa. A no ser que exista consentimiento o autorización judicial.
Autorizará el Administrador de la Sociedad, no pudiendo autorizar un jefe de contabilidad por ejemplo.

Suelen acudir los funcionarios acompañados de expertos informáticos que buscan clonar los discos duros, y recabar así la información proveniente de software que lleve doble contabilidad.
Los sectores más susceptibles de recibir este tipo de visitas son aquellos que manejan grandes cantidades de efectivo, como pueden ser comercios al por menor, discotecas, comercio al por mayor de frutas y verduras…

Hace unos años la inspección se personó en las principales discotecas de Ibiza, y muy recientemente en los principales Mercados de Abastos de las capitales, con el fin de detectar ventas no declaradas.

Generalmente la inspección previamente ya ha realizado un trabajo de modo que van a tiro hecho, es decir, a aquellos empresarios del que ya tienen indicios suficientes de que está defraudando al fisco.

Contar con la asesoría fiscal/laboral en Sevilla

Contar con una asesoría fiscal, laboral y contable en Sevilla especialmente preparada en estos asuntos y otros te darán la tranquilidad necesaria para ser el número uno en tu negocio.