Accidente de trabajo

Incapacidad Enfermedad Común y Accidente de Trabajo

Un factor determinante en el negocio de cada empresa, de cada empresario, profesional es el factor humano, sus recursos humanos. Es de capital importancia tanto en la producción del negocio como en el coste del mismo, ya que en no pocos casos es la cuenta que más peso tiene sobre el resto de costes.

En el día a día, los trabajadores pueden dejar de asistir a su puesto de trabajo por encontrarse de baja médica. Los dos tipos de bajas existentes en la actualidad son por enfermedad común, o por accidente no laboral y por accidente de trabajo.

Es en este post donde se explican las diferencias entre cada proceso de incapacidad temporal.

En ambos casos, el trabajador se encuentra impedido temporalmente para el desarrollo de sus funciones como trabajador, y precisa de asistencia médica.

En dicha situación, el trabajador se encuentra protegido por la Seguridad Social, y para que sea válida, se exige que la atención sanitaria sea prestada por la Seguridad Social, ya que ello permite controlar el proceso completo.

Régimen Económico

En el proceso de Incapacidad Temporal, el trabajo está suspendido, pero el empresario abona el subsidio al trabajador y continúa cotizando a la Tesorería General de la Seguridad Social por el trabajador. También se continúa generando antigüedad y por supuesto, se mantiene la reserva del puesto de trabajo.

El subsidio que por Ley le pertenece al trabajador difiere si la Incapacidad Temporal es motivada por Enfermedad Común o Accidente Laboral, de modo que en la enfermedad común en los tres primeros días, el trabajador no percibe nada, del día 4 día al 15 recibe el 60 por ciento de la base reguladora a cargo del empresario exclusivamente, del día 16 al día 20 el mismo importe pero a cargo de la Seguridad Social o de la mutua, aunque se produce el pago delegado, y del día 21 en adelante el 75% por pago delegado.

En caso de Accidente de Trabajo, el empleado percibe el 75% por pago delegado desde el primer día.

Tanto en Enfermedad Común como en Accidente de Trabajo la prestación económica puede incrementarse porque así lo indique el Convenio Colectivo, o por mejora en contrato de trabajo recogido.

¿Qué es el Pago Delegado?

El Pago Delegado consiste en abonar en nombre de la Seguridad Social o de la Mutua de Accidentes de Trabajo directamente al trabajador el subsidio a que tiene derecho. El empresario recupera el importe facilitado que corresponde a la Tesorería General de la Seguridad Social o a la Mutua de Accidentes de Trabajo el abono por medio de los seguros sociales, minorando la cantidad a ingresar en la Administración con el importe abonado por pago delegado.

Obligaciones de comunicación

En el proceso de Incapacidad se deben comunicar los partes a la Administración, parte de baja, parte de confirmación, si existe, y parte de alta.

La comunicación ha de hacerse dentro del plazo de tres días desde la recepción del oportuno parte, y se ha de hacer través del Sistema RED.

En cuanto a los Accidentes de trabajo existe un parte adicional, el parte DELTA, que se comunica la descripción del accidente de trabajo.

Ventajas de disponer de una asesoría laboral en Sevilla

Contar con una asesoría laboral en Sevilla, que conozca perfectamente cómo actuar en cada una de las situaciones le facilitará la tranquilidad tan necesaria para su negocio.

Nepos Asesores es una asesoría laboral, contable y fiscal situada en Sevilla, que no solo domina estos temas sino multitud de temas en las áreas de asesoramiento que facilita a sus clientes.

Los años de experiencia nos avalan y nos dotan de una ventaja competitiva frente a la competencia, facilitando un servicio de gran solidez y solvencia.