Impuesto sobre el Valor Añadido

¿Qué es el Impuesto sobre el Valor Añadido?

El Impuesto sobre el Valor Añadido es un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo y grava, en la forma y condiciones previstas en la Ley 37/1992 de 28 de diciembre, las siguientes operaciones:

  1. a) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios o profesionales.
  2. b) Las adquisiciones intracomunitarias de bienes.
  3. c) Las importaciones de bienes.

El Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto neutro para las empresas que no se encuentran exentas del mismo.

¿Cuál es el funcionamiento del Impuesto sobre el Valor Añadido?

La sociedad actúa como un mero recaudador del Estado, ya que con el impuesto está diseñado de modo que con el mecanismo de deducción/repercusión, quien soporta el impuesto como un gasto, finalmente, sea el consumidor final.

La empresa adquiere bienes y servicios que, generalmente, se encuentran gravados por el Impuesto sobre el Valor Añadido, abonando, por tanto, el IVA conjuntamente con el coste del bien o servicio adquirido.

Una vez la entidad va a disponer para la venta de los bienes y/o servicios, a la hora de calcular el precio, le deberá añadir el tipo de IVA que se le aplique en función de los bienes y/o servicios que enajena la sociedad.

Cuando se produce la venta, ha de ingresar dentro del plazo estipulado por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, el IVA recaudado, pero deduciéndole el importe total de IVA soportado que la empresa ha ido abonando conforme adquiría bienes y servicios para su actividad normal.

En un ejemplo, tendríamos a Nepos Asesores, que se dedica al asesoramiento de empresas y profesionales en materia fiscal, laboral, mercantil, contable y apoyo a la gerencia, actividad sujeta y no exenta al Impuesto sobre el Valor Añadido.

En un trimestre, adquiere el servicio de internet a un proveedor, para poder dar servicio de asesoramiento en la distancia a sus clientes sitos fuera de Sevilla, por él paga una factura de 60’00 € + 12’60 € del 21% de IVA, es decir, paga un total de 72,60 €.

Nepos Asesores tiene un derecho de deducción frente a la Administración de 12’60 €.

Asimismo, por el asesoramiento a un cliente, le factura para nuestro ejemplo, de modo que los cálculos sean sencillos, de 100’00 € + 21% IVA, lo que hace un montante de 121’00 €.

Nepos Asesores, tiene una obligación frente a la Agencia Estatal de Administración Tributaria de 21’00 €.

En el momento de confeccionar la declaración modelo 303, Impuesto sobre el Valor Añadido, suponiendo que únicamente tuviera la operación del ejemplo, sería:

IVA Repercutido: +21’00 € a ingresar

IVA Soportado: – 12’60 €

Total a ingresar en el Tesoro Público: 8,40 euros.

¿Quiénes soportan el impuesto?

Quien soporta el impuesto es el consumidor fiscal, que abona el impuesto íntegramente, y no realiza declaración de IVA.

¿Qué obligaciones y qué influencia tiene sobre las empresas?

La empresa cuenta con las obligaciones de ingresar en el Tesoro Público el IVA recaudado, y la confección de las declaraciones correspondientes al Impuesto.

¿Qué se me recomienda como empresa para evitar incidencias?

Si está bien asesorada la sociedad, no supondrá para la misma ninguna consecuencia negativa, ya que inicialmente, es recomendable contar con una cuenta corriente destinada a ingresar únicamente el IVA recaudado, de este modo, no tendrá ningún problema a la hora de ingresar el impuesto en el plazo establecido, ya que como indicábamos con carácter previo, este dinero recaudado pertenece a la Administración, ya que la empresa actúa como mera recaudadora.

En función de las características del negocio, será necesario evaluar si resulta conveniente incluir al empresario en el Régimen de Criterio de Caja o no.

¿Qué IVA es deducible?

El IVA soportado en la adquisición de bienes y servicios necesarios para la actividad.

¿Qué plazo cuento para deducirme el Impuesto?

Hasta cuatro años desde la fecha de factura, entendido éste en plazos de presentación del Impuesto.

Beneficios de contar estar bien asesorado

Contar con una asesoría fiscal en Sevilla que tenga un comportamiento proactivo, mirando día a día por lo mejor para tu negocio, te facilitará opciones que logren minimizar los impactos fiscales en tu negocio, consiguiendo reducirte los costes y darte la tranquilidad que necesitas para dedicarte al 100% en tu negocio.

CONTACTE CON NOSOTROS, ENCONTRAREMOS SOLUCIÓN A SUS PROBLEMAS

954 334 688