El modelo 303 debe presentarse antes de que acabe el mes de abril.

Los empresarios o profesionales tienen la obligación de presentar el modelo 303 a fin de declarar el IVA del primer trimestre. ¿Sabes calcularlo?

El primer paso es entender que existen dos tipos de IVA:  el IVA soportado y el IVA repercutido, que se diferencia entre quién es el vendedor y el comprador del producto. Por lo que el IVA soportado es aquel que paga el profesional por los servicios y productos que adquiere, y el repercutido es el que nosotros como empresa repercutimos al cliente final.

En los totales, debemos sumar todas las facturas del IVA repercutido, y posteriormente restarle la suma del IVA soportado.

El IVA soportado es deducible en la mayoría de los casos, exceptuando aquellos casos en los que es difícil demostrar su vinculación con el negocio como, por ejemplo: Alimentos, tabaco y bebidas, joyas, viajes, hostelería o espectáculos.