La salida de reino unido de la UE tendrá efectos fiscales para británicos y españoles.

El 29 de marzo se hará efectivo el Brexit, es decir, la salida del Reino unido de la UE, lo que traerá consecuencias fiscales entre las que cabe descatar:

  • Los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras, que incluyen la presentación de una declaración aduanera de importación/ exportación DUA y el pago de derechos arancelarios y otros gravámenes que se devenguen a la introducción o a la necesidad de obtener certificaciones sanitarias, fitosanitarias, de calidad o de otro tipo para poder disponer de sus mercancías.
  • También habrá importantes modificaciones en el IVA por cambios en la localización de servicios.
  • Los residentes en España que trasladen su residencia a Reino Unido, deberán integrar en la base imponible correspondiente al último período impositivo que debe declararse las rentas pendientes de imputación, perdiendo la posibilidad de optar por la presentación de una autoliquidación complementaria sin sanción, ni intereses de demora ni cargo.
  • Deja de ser aplicable la excepción a la aplicación de transparencia fiscal internacional para entidades residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea.
  • Los premios de lotería y apuestas organizados por entidades del Reino Unido, que tengan equivalencia con las españolas, no les será de aplicación el gravamen especial del 20%, sino el tipo general.

En Nepos Asesores Sevilla te ponemos al día en todo este tipo de cuestiones fiscales. Contacta con nosotros, te ayudaremos encantados.