constitucion_sociedades img

Constitución de sociedades en España

Cuando deseamos emprender una actividad o nuevo negocio, o iniciarnos empresarialmente, nos surgirán las dudas de si hacerlo de forma personal o de forma societaria, y en caso de optar por la constitución de una sociedad frente a la primera alternativa, cómo se hace, en cuánto tiempo puedo tener mi sociedad operativa, cuándo tendré el NIF de la entidad, cuánto me costará, qué dinero me hará falta para la constitución, muchas serán las dudas que nos asaltarán.

Qué es la constitución de sociedades

La constitución de una sociedad es el procedimiento legal por el que se crea una empresa ante notario público y por medio de una escritura pública, que seguidamente se inscribirá en el Registro Mercantil.

Constitución y funcionamiento de las sociedades mercantiles

El procedimiento completo consta de las siguientes etapas, en términos generales, para la constitución de una sociedad:

Solicitud de la Certificación Negativa de Denominación del Registro Mercantil Central

Lo primero que debemos contemplar para la constitución es denominar a la sociedad que deseamos constituir, y una vez decidido qué nombre llevará la entidad, deberemos solicitar al Registro Mercantil Central la certificación negativa de denominación, que es un documento que certifica que no existe en España ninguna otra sociedad que tenga el mismo nombre.

Dicho certificado es necesario para la constitución de sociedades, concretamente, deberemos aportarlo en la notaría cuando estemos escriturando.

El coste de dicho certificado asciende a algo menos de 20 euros si se realiza de forma telemática, accediendo aquí, aunque también puede realizarse de manera presencial, envío por correo ordinario, por correo certificado, entre otras formas, pero el coste será distinto.

Decisión sobre la composición de los Estatutos de la Sociedad

Deberemos tomar decisiones, entre otras, de acerca de qué socios van a integrar la sociedad, quién será el administrador de la sociedad, o quiénes lo serán, tipos de administradores, qué capital social tendrá la empresa, cuántas participaciones suscribirán los socios, qué porcentajes deseamos que tenga cada socio del capital social, cuál será el domicilio social, qué actividad tendrá, qué tipo de sociedad constituiremos.

En definitiva, se trata de darle forma a los Estatutos que regirán a la sociedad.

Esta parte es muy delicada ya que, del correcto estudio tendremos facilidades futuras y no incurriremos en problemas que pueden surgir de una decisión poco apropiada.

Una decisión incorrecta puede acarrear costes por modificación de escrituras entre otros.

Cita en notaría

El siguiente paso será solicitar cita en notaría, para poder constituir la sociedad por medio de las escrituras.

Desembolso del Capital Social

Una vez tengamos cita en notaría, antes del día que acudamos a la misma, deberemos aperturar una cuenta corriente a nombre de la sociedad, y depositar los socios el importe correspondiente a sus participaciones en la entidad financiera.

El banco nos expedirá un certificado donde se acrediten dichas aportaciones para la constitución de la sociedad.

El capital mínimo que se debe desembolsar para la constitución de una sociedad limitada es de 3.000 euros, y en el momento que lo depositemos en la entidad financiera, quedarán bloqueados hasta que tengamos la sociedad completamente constituida, esto es inscrita en el Registro Mercantil.

Notaría y Registro Mercantil

Acudirán a la notaría los socios que van a constituir la sociedad, acompañando la siguiente documentación:

  • Documentos identificativos de los socios
  • Certificación Negativa de Denominación del Registro Mercantil Central
  • Certificado de depósito del capital social en la entidad financiera

Se constituirá la sociedad a través de las escrituras en notaría, y una vez firmadas, se enviarán al Registro Mercantil correspondiente para su inscripción.

En el día que firmamos en notaría, muy previsiblemente contaremos ya con el NIF provisional expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Hacienda.

Una vez tengamos la sociedad inscrita, la sociedad estará capacitada para operar.

La constitución de sociedades está sujeta, pero exenta al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, al menos en Andalucía, y suele la misma notaría la que se ocupa de la entrega del modelo correspondiente.

Constitución exprés de sociedades

Existe la modalidad exprés de constitución de sociedades que es mucho más ágil y económica, concretamente los plazos se reducen de la siguiente forma:

  • Plazo expedición certificación negativa del Registro Mercantil Central: 1 día hábil desde la solicitud
  • Escritura notarial de constitución de sociedad: 1 día hábil desde que la notaría recibe el certificado negativa de denominación social del Registro Mercantil Central, siempre y cuando cuente con todos los documentos y datos para la firma
  • Inscripción de las escrituras por el Registrador Mercantil: 3 días hábiles desde la recepción telemática de la escritura notarial

Presupuesto asesoría mercantil

El presupuesto del asesoramiento mercantil en el servicio de constitución de sociedades por parte de Nepos Asesores es gratuito. Además, Nepos Asesores se postula como Punto de Atención al Emprendedor en Sevilla, que puede asesorarte en niveles de excelencia bien en toda esta materia. Concretamente Nepos Asesores forma parte del Centro de Información y Red de Creación de Empresas (CIRCE) autorizado por la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.