Consecuencias falso autónomo

¿Qué es un falso autónomo?

Un falso autónomo es aquella persona física que se le contrata encuadrándolo, de modo incorrecto, en el ámbito mercantil, cuando el correcto es el laboral.

A dicho falso autónomo no se le aplicarían, a priori, los derechos que le corresponden de la legislación laboral, como es la aplicación del Convenio Colectivo, Estatuto de los Trabajadores.

Además, el trabajador autónomo cotiza por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en lugar del Régimen General.

¿Por qué las empresas hacen uso del falso autónomo?

Las empresas en lugar de hacer un contrato laboral al trabajador suscriben un contrato mercantil, o directamente se hace verbalmente. De este modo, se ahorran principalmente los seguros sociales, que se sitúan en torno a un 33% de la base de cotización del empleado, que suele ser muy similar a la retribución bruta del mismo con las pagas extraordinarias prorrateadas, siempre y cuando se sitúan entre la base mínima y la base máxima de cotización.

El trabajador autónomo se paga sus cotizaciones, que en términos normales se situaría en un recibo mensual de 278,78 euros. El mismo depende de distintos factores. Sin embargo, si el trabajador autónomo se beneficia de la medida para impulsar el autoempleo que está en vigor mediante la publicación en el Boletín Oficial del Estado del 28 de septiembre de 2013, Ley 14/2013 de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, su cotización mensual asciende a 50 euros durante los primeros doce meses, reduciéndose la bonificación por tramos hasta alcanzar la normal.

Adicionalmente, se ahorra la empresa el disfrute de las vacaciones del trabajador autónomo, su retribución en caso de Incapacidad Temporal entre otros derechos.

¿Es fácil encuadrar debidamente al trabajador autónomo?

Es tremendamente sencillo para la inspección laboral detectar al falso autónomo, tan solo ha de comprobar si se producen los requisitos elementales para que la relación sea calificada como laboral, básicamente son la dependencia y la ajenidad del resultado de su trabajo.

Medidas antifraude

Forma parte de los objetivos de la inspección el detectar los falsos autónomos mediante el Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo 2018-2020, con lo que veremos multitud de reencuadres y sanciones en los próximos meses.

Régimen Sancionador

Si es detectado por la Inspección de Trabajo la contratación del falso autónomo, el empresario se enfrenta, según califique el grado el inspector, a las siguientes sanciones:

  • Sanción de grado mínimo: de 3.126 a 6.250 euros.
  • Sanción de grado medio: de 6.251 a 8.000 euros.
  • Sanción de grado máximo: de 8.001 a 10.000 euros.

La sanción se aplica por incumplir la empresa la obligación de cursar el alta del trabajador en el Régimen General de la Tesorería General de la Seguridad Social y cotizar por él.

Adicionalmente, la inspección puede obligar al empresario a cotizar por el período que tuvo contratado mediante el uso de la figura de falso autónomo al trabajador, con el límite de hasta cuatro años atrás, y con recargos que se sitúan entre el 100% y el 150%.

Tener en plantilla falsos autónomos no solo puede ser constitutivo de fraude laboral sino incluso de delito penal si el importe de esas cuotas impagadas en los últimos cuatro años sumen la astronómica cifra de 50.000 euros.

Beneficios de disponer de una asesoría laboral en Sevilla

Tener a tu lado a tu asesoría laboral en Sevilla que conozca perfectamente la Ley, las consecuencias de su incumplimiento y el rumbo puesto por la inspección laboral te aportará la solidez a tu negocio que te permita ser más eficiente en tu actividad.

Nepos Asesores cuenta con la proactividad suficiente para que siempre puedas cumplir la Ley y evitar ser sancionado.