Las implicaciones económicas del Coronavirus COVID -19

Se están recibiendo multitud de noticias sobre qué es el Coronavirus y la facilidad de contagio que tiene, que como conoces, éste se transmite a través de las gotas que expulsamos al hablar.

Tras la oleada de contagios y las próximas dos semanas que se esperan sea el momento álgido de los contagios, el Presidente del Gobierno compareció ayer para exponer una serie de medidas con objeto de tratar reducir el número de contagios y medidas económicas básicamente.

En Nepos Asesores tratamos las acciones propuestas por el Gobierno para que estés al tanto de cómo actuar en tu empresa.

Hoy se ha publicado el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19.

Con este Real Decreto-Ley se establecen una serie de medidas para otorgar seguridad jurídica a las empresas, empresarios, profesionales y personas trabajadoras, habilitando un fondo de ayuda extraordinario aprobado en el Consejo de Ministros del pasado 10 de marzo.

Medidas aprobadas por el Gobierno para tratar de reducir el impacto económico del Coronavirus COVID – 19

Se establecen acciones para reforzar el sector sanitario, proteger el bienestar de las familias y apoyar a las empresas afectadas, en particular del sector turístico y las PYMES. Entre las medidas aprobadas, destacamos las siguientes:

  • Se da la opción a las pequeñas y medianas empresas, profesionales y empresarios la posibilidad de aplazar, previa solicitud, las deudas tributarias durante seis meses. La devolución de dichos aplazamientos no generarán intereses de demora, es decir, están bonificados al cien por cien pero solo los primeros tres meses.
  • La bonificación de los contratos fijos discontinuos se amplián a los meses de febrero a junio, de modo que las empresas que tengan por objeto una actividad propia del sector del turismo, así como los del comercio y hostelería, siempre que se encuentren vinculadas a dicho sector, los cuales generen actividad productiva en los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio y que inicien o mantengan en alta durante dichos meses la ocupación de los trabajadores con contratos de carácter fijos discontinuo, podrán aplicar una bonificación en dichos meses del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como por los conceptos de recaudación conjunta de Desempleo, FOGASA y Formación Profesional. Lo dispuesto será de aplicación desde el 1 de enero de 2020 hasta el día 31 de diciembre de 2020.
  • Se abre una línea de financiación específica a través del ICO (Instituto de Crédito Oficial) para atender las necesidades de liquidez de las empresas, profesionales y empresarios del sector turístico, así como de las actividades relacionadas que se estén viendo afectadas por la actual situación.
  • Aplazamiento extraordinario del calendario de reembolso, en los préstamos concedidos por la Secretaría General de Industria y Pyme. Los beneficiarios de concesiones de los instrumentos de apoyo financiero a proyectos industriales podrán solicitar el aplazamiento del pago de principal y/o intereses de la anualidad en curso, siempre que su plazo de vencimiento sea inferior a seis meses a contar desde la entrada en vigor de este Real Decreto-ley, cuando la crisis sanitaria haya originado en dichos beneficiarios periodos de inactividad, reducción en el volumen de las ventas o interrupciones en el suministro en la cadena de valor que les dificulte o impida atender al pago de la misma.

De momento éste es el primer paquete de medidas que se han desarrollado, no se descartan más.

¿Qué ocurre si tengo un trabajador afectado por el Coronavirus COVID – 19?

El trabajador acudirá a su médico de cabecera, al hospital o al ambulatorio donde le emitirán el correspondiente parte de baja y parte de alta, en todos los casos de afectación por coronavirus (conforme a los códigos de la CIE9MC y a la CIE10ES consensuados), tanto en las situaciones de aislamiento como de enfermedad y a todos los trabajadores que lo necesiten, tanto para el personal sanitario como para el resto de trabajadores.

Por tanto, no deben acudir a la Mutua de Accidentes de trabajo.

La contingencia que le cumplimentará el médico en los partes de baja y alta será Enfermedad Común.

Los códigos a utilizar por el personal sanitario serán:

  • Para CIE-10 ES:
    • Contacto o exposición: Z20.828: Contacto y exposición (sospechada) a otras enfermedades transmisibles virales contagiosas víricas.
    • Infección: 834.2: Infección debida a coronavirus no especificada
  • Para CIE-9.MC:
    • Contacto o exposición: V01.79: Contacto/exposición a otras enfermedades víricas (Coronavirus diferentes a SARS Cov).
    • Infección: 079.82: Infección por coronavirus asociado a SARS

No se emitirán el correspondiente parte de accidente de trabajo.

La duración estimada para estos procesos de Incapacidad Temporal están establecidos entre 5 y 30 días naturales (procesos de corta

duración conforme al RD 625/2014); tal como recoge el mencionado Real Decreto, la emisión del primer parte de confirmación no excederá en más de siete días naturales a la fecha de baja inicial. Los sucesivos partes, en caso de ser necesarios, no podrán emitirse con una diferencia de más de catorce días naturales entre sí.

El tratamiento de tal «enfermedad común» es la del Accidente de trabajo.

¿Qué implicación económica para mi empresa tiene tener a un trabajador afectado por el Coronavirus COVID-19?

Como el tratamiento es de Accidente de Trabajo implica que el trabajador al menos ha de percibir el 75% de la base reguladora, que la abona el empresario, pero éste se la descuenta en los seguros sociales, por lo que técnicamente el empresario no soporta en estos términos coste alguno salvo la normal cotización en seguros sociales del trabajador.

Si el convenio estableciera alguna mejora en referencia al tratamiento del Accidente de Trabajo sí entendemos correría dicha mejora al empresario.

¿Qué medidas puedo tomar si la carga de trabajo y de ingresos se me reduce en la empresa a causa del Coronavirus COVID-19?

Se puede acudir a realizar un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

El ERTE consiste en acordar una reducción de la jornada de trabajo o la suspensión total del contrato de los empleados por un tiempo definido en el cual el trabajador genera la situación de desempleado, pudiendo rescatar la prestación de desempleo mientras dure la medida.

El empresario puede reducir unilateralmente la jornada de los trabajadores de forma temporal por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas .

A estos efectos, se entiende por reducción de jornada la disminución temporal de entre un 10 y un 70% de la jornada de trabajo computada sobre la base de una jornada diaria, semanal, mensual o anual, lo que significa que la minoración, siempre que esté comprendida dentro de esa horquilla, pueden ser de algunas horas al día, de algunos días a la semana, de algunas semanas al mes, o de algunos meses al año.

En lo que respecta a la duración de la medida, no establecen límites mínimos y máximos, pero ha de adecuarse a la situación coyuntural que se pretende superar.

Durante el período de reducción de jornada no se pueden realizar horas extraordinarias salvo las debidas a fuerza mayor.

Se encuentran en situación legal de desempleo los trabajadores que vean menguada temporalmente su jornada ordinaria diaria por alguna de las causas citadas.

El empresario ha de promover el desarrollo de acciones formativas vinculadas a la actividad profesional de los trabajadores afectados cuyo objeto sea aumentar su polivalencia o incrementar su empleabilidad.

La reducción de la jornada de trabajo también puede acordarse por razones de fuerza mayor, que es la que recomendamos en este caso.

La existencia de fuerza mayor temporal debe ser constatada por la autoridad laboral, cualquiera que sea el número de trabajadores afectados.

El procedimiento se inicia mediante solicitud de la empresa dirigida a la autoridad laboral competente, acompañada de los medios de prueba que estime necesarios, y simultánea comunicación a los representantes legales de los trabajadores, quienes ostentan la condición de parte interesada en la totalidad de la tramitación del proceso.

En el caso de que figuren en el procedimiento y puedan ser tenidos en cuenta en la resolución otros hechos, alegaciones y pruebas distintos de los aportados por la empresa en su solicitud, se da a ésta y a los representantes legales de los trabajadores el oportuno trámite de audiencia, que debe realizarse en el término de un día.

La autoridad laboral competente ha de recabar, con carácter preceptivo, informe de la Inspección Técnica de la Seguridad Social  y realizar o solicitar cuantas otras actuaciones o informes considere indispensables, dictando resolución  en el plazo máximo de 5 días a contar desde la fecha de entrada de la solicitud en el registro del órgano competente para su tramitación.

La resolución de la autoridad laboral debe limitarse a constatar la existencia  de la fuerza mayor alegada por la empresa, correspondiendo a esta la decisión sobre la extinción de los contratos o la aplicación de medidas de suspensión de los contratos o reducción de jornada, que van a surtir efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor. La empresa debe dar traslado de dicha decisión a los representantes de los trabajadores y a la autoridad laboral.

En dicha resolución se puede acordar que la totalidad o parte de la indemnización que corresponda a los trabajadores afectados sea satisfecha por el FOGASA, sin perjuicio del derecho de éste a resarcirse del empresario.

El empresario mantiene a los trabajadores en alta y cuentan con la obligación de seguir cotizando por ellos a la Tesorería General de la Seguridad Social, por tanto el ahorro sólo se traslada al salario.

Es importante mantener al menos dos reuniones con los trabajadores a efectos de comunicar las medidas que desea adoptar la empresa en la primera reunión y en los en un intervalo no superior a 7 días ni inferior a 3 en la segunda reunión negociar las medidas con el objeto de contar con el consenso de ambas partes.

Es importante levantar acta de cada reunión.

¿Qué ocurre si mis trabajadores han de hacerse cargo de sus hijos por cierre de escuela?
Nuestra recomendación pasa, siempre y cuando no pueda el otro progenitor cuidar al menor, por dar vacaciones al trabajador o flexibilidad laboral, es decir, que se tome vacaciones o recupere las horas de trabajo.

En Nepos Asesores estamos muy actualizados, dando soporte inmediato para nuestros clientes sobre las medidas que puedan afectar a tu negocio, ponte en las mejores manos y contacta con nosotros.

Si como empresario quieres acogerte a las medidas para autónomos y PYMES por el Coronavirus consulta con nuestros asesores de Nepos en contacto@nepos.es o el 954 334 688. Estaremos encantados de ayudarte.

 

 

Las comunidades de vecinos también tienen obligaciones fiscales.

Si aún no te has enterado que estamos en plena campaña de declaración de la renta es que no vives en este mundo.

Existe mucho desconocimiento sobre este mundo a pesar de tener que realizar el papeleo pertinente cada año, y por ello siempre recomendamos dejar este tipo de cuestiones en manos de verdaderos profesionales como es el equipo de Nepos Asesores Sevilla.

No solo las personas físicas tienen obligaciones fiscales, sino que las comunidades de vecinos también deben declarar algunas actividades para evitar algunas sorpresas con Hacienda.

Las actividades que deben ser declaradas en Hacienda por una comunidad de vecinos pueden ser por el alquiler de la portería, colocar vallas en la azotea, ceder el edificio para la instalación de una antena de telefonía móvil, vender o alquilar un bajo comercial o haber recibido alguna subvención para la mejora del propio inmueble. Cualquier acción que genere unos ingresos conlleva una retención en el impuesto de la renta, aunque estos ingresos no se repartan.

Cuando una comunidad no reparte el dinero recibido en alguna de las anteriores acciones, sino que lo que hacen es reducir el recibo de la comunidad a menudo pasan desapercibidos pero también hay que declararlos.

Si tu comunidad está perdida en materia de fiscalidad, en Nepos Asesores te ayudamos a mantenerla siempre al día en cuanto a legalidad y fiscalidad. Contacte con nosotros.