Advertencias de la Inspección de Trabajo por presuntos fraudes laborales

22.000 comunicaciones a empresarios envió entre el día 13 y 14 de agosto la Inspección de Trabajo y Seguridad Social dentro del marco del Plan Director por un trabajo digno. El objetivo de las comunicaciones, conseguir que los empresarios se abstengan de realizar fraudes en materia laboral, y especialmente, avisar que podrían estar incumpliendo la normativa laboral por incumplimiento de los límites fijados legalmente para los contratos eventuales, según fuentes del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Recordamos que los contratos temporales para la realización de una obra o servicio determinados, éste ha de tener autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta. Estos contratos no podrán tener una duración superior a tres años ampliable hasta doce meses más por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior. Transcurridos estos plazos, los trabajadores adquirirán la condición de trabajadores fijos de la empresa.

Los contratos temporales eventuales porque las circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos así lo exigieran, aun tratándose de la actividad normal de la empresa, la duración máxima será en este caso de seis meses, dentro de un periodo de doce meses, contados a partir del momento en que se produzcan dichas causas. Por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior, podrá modificarse la duración máxima de estos contratos y el periodo dentro del cual se puedan realizar en atención al carácter estacional de la actividad en que dichas circunstancias se puedan producir. En tal supuesto, el periodo máximo dentro del cual se podrán realizar será de dieciocho meses, no pudiendo superar la duración del contrato las tres cuartas partes del periodo de referencia establecido ni, como máximo, doce meses.

En caso de que el contrato se hubiera concertado por una duración inferior a la máxima legal o convencionalmente establecida, podrá prorrogarse mediante acuerdo de las partes, por una única vez, sin que la duración total del contrato pueda exceder de dicha duración máxima.

La Inspección de trabajo cuenta ahora con una nueva herramienta que permite cruzar los datos de la Seguridad Social con los datos fiscales, teniendo constancia de prácticas contrarias a la normativa laboral.

Con esta comunicación, el empresario ha de corregir su situación, regularizando la situación de los trabajadores afectados.
Si el empresario, transcurrido un mes desde el envío de la comunicación, no ha corregido la incorrecta situación, o ha liquidado los contratos en fraude de ley, procederá a inspeccionar a dichos empresarios, para comprobar qué ha sucedido, y exijan las responsabilidades legales que correspondan en cada situación.

Recordamos que el Plan director por un trabajo digno cuenta con 75 medidas, 20 medidas organizativas y 55 actuaciones de inspección, y que su objeto es cesar el abuso y fraude en la contratación temporal y a tiempo parcial, luchar la economía sumergida, regularizar la situación de falsos becarios autónomos y promocionar la igualdad.

Entre los medios adicionales, el Gobierno va a añadir un 23% de plantilla a la Inspección de Trabajo en los próximos cinco años, y se destinarán 30 millones de euros hasta 2020.

Beneficios de disponer de una asesoría laboral en Sevilla.

Contar con información de primera mano, que sepa rápidamente como actuar, e incluso, adelantarse a la inspección de trabajo, haciendo una correcta planificación y una implantación adecuada de la normativa laboral dotará a su negocio de los medios necesarios para evitar sanciones y situaciones indeseadas.

Cuente con Nepos Asesores como su asesoría laboral en Sevilla de confianza.